RESEÑAS

Folklore fusión para todos

Por  | 

La banda regresó a la ciudad de las diagonales luego de un mes, con una selección de zambas, chacareras rockeadas, cumbias y cadencias dulces de los discos “Mientras la chata nos lleve”, “La arveja esperanza” y su última producción, “Cuando salga el sol”.

Con el ocaso del sábado 12 se encendieron las luces de colores del escenario. EZEQUIEL JUSID, cantante y guitarrista, hizo su saludo característico mientras ANDRÉS FARIÑA en el bajo, AGUSTÍN RONCONI y PEDRO BORGOBELLO en charango y vientos, y DIEGO FARIZA en batería, daban comienzo al ritual de reivindicación aborigen.

El momento esperado brilló con un sonido de constelaciones. El tema que lleva el nombre de la banda propició el pogo, luego de desenvainar en su introducción el episodio en el que el Indio Ranquel habría dado muerte al General Rauch, en venganza por las muertes de varios de los suyos. RONCONI relató la adaptación del texto Arbolito, el vindicador, escrito por OSVALDO BAYER, considerado el padrino cultural de la banda.

Las canciones “Sobran”, “La costumbre”, “Saya del yuyo”, “Jipitur” y “La Novia” levantaron la moción de los presentes, que pidieron más “Arbolito” durante varios minutos con silbidos y aplausos.

JUSID, improvisó una despedida, colgó el micrófono y dijo a EL ACOPLE: “Nos gusta contribuir en éstos festivales siempre que se puede. Se está dando bastante la onda de donar libros y eso está bueno”.

Además, declaró: “Hoy en día hay una lucha fuerte de los aborígenes por defender sus tierras. Viajamos mucho por el país, -desde hace 11 años que lo hacemos- donde salieron experiencias con comunidades indígenas que nos alimentaron para seguir componiendo; de ésta manera tratamos de mantener vigente una realidad que nos involucra a todos y a veces los medios olvidan”.

Para finalizar, nos contó los planes de la banda en lo inmediato: “Estamos haciendo un ciclo de recitales. El próximo viernes 18 de julio tocamos en el Salón Sur de Capital junto a la ORQUESTA TÍPICA FERNÁNDEZ FIERRO.

Ante la insistencia del público, los organizadores de la fecha (representantes de la Unión de Estudiantes Secundarios) subieron al escenario para anunciar que la música seguía con las bandas de rocanrol SIN ANESTESIA, BALDOSAS FLOJAS y DEUDORES. El dato animó a los gustosos del ritmo stone y dispersó a la muchedumbre que convocó la inspiración andina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *