RESEÑAS

Yo vine a ver a LENNY

Por  | 

Puntapié inicial rosa y estelar

El cuarto día del Quilmes Rock, que tendría a LENNY KRAVITZ como cierre si no hubiera sido porque se bajó, arrancó con los shows de THE PINKER TONES y ESTELARES, que demostraron lo suyo en el poco tiempo que tuvieron para hacerlo.

El duó catalán, compuesto por MÍSTER FURIA y PROFESSOR MANSO, hizo varios temas que sirvieron para presentar lo que hacen, que es música electrónica.

Por su parte, ESTELARES basó su actuación en su último disco, “Sistema nervioso central”, haciendo sonar sólo canciones del mismo. Así, se escucharon por ejemplo “Aire”, “Ella dijo” y “Un día perfecto”.

¿Quiénes son estos?

La tercera banda en sonar fue MASSACRE, sucedida luego por los oriundos de San Francisco, BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB.

WALLAS y compañía ofrecieron un show de una hora completamente rockero, con temas como “Te leo al revés”, “Juicio a un bailarín” y “La octava maravilla”, primer corte de su último disco, “El mamut”.

Al respecto de este álbum, del que el cantante dijo que “es un discazo”, MASSACRE tuvo un invitado para hacer uno de sus temas: JUANCHI BALEIRÓN, de LOS PERICOS, productor artístico del trabajo, que participó con su guitarra en “Divorcio”.

El grupo también aprovechó la partida para anunciar “un show histórico”, que es el que darán el 31 de mayo en Obras, presentando oficialmente “El mamut”.

Finalmente, MASSACRE dedicó el concierto a KARI, fallecida novia de su guitarrista FICO, y a TOTO ROTBLAT. Y también aprovecharon para darle aguante, a través de mensajes en las pantallas de la escenografía, a su violero.

Por su parte, el trío de rock estadounidense BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB mostró su sonido oscuro y de perfecta ejecución durante más de una hora.

Haciéndole honor a lo que es una buena base de una banda, de la mano de ROBERT LEVON BEEN y NICK JAGO, bajista y baterista respectivamente, el grupo consiguió el reconocimiento del público que, salvo excepciones, apenas sabía que existía.

Por ejemplo, mientras los escuchaba, una espectadora le dijo a su pareja con pena: “¿Quiénes son estos? Yo vine a ver a LENNY”.

GABRIEL RUIZ DÍAZ, presente

Antes que CATUPECU MACHU saliera a escena, CARCA -en formato trío- ofreció un muy buen repertorio de clásicos del rock argentino, haciendo temas de bandas como ALMENDRA, MANAL y RIFF.

Lo mismo hizo nuevamente antes de DIVIDIDOS, oportunidad en la que sí tuvo buena recepción de la gente; anteriormente, soportó gritos como “feo” y “puto”, a los que contestó, con maestría, “gracias por ser tan lindos” y “¿ser puto es malo?”, respectivamente.

Ya eran las nueve de la noche cuando irrumpió CATUPECU MACHU en el escenario, abriendo su show que duraría una hora y media con “Viaje del miedo”, primer corte de su último disco, “Laberintos entre aristas y dialectos”, y también primera referencia para GABRIEL RUIZ DÍAZ.

FERNANDO, que lució cresta, estuvo eufórico como siempre y tal vez un poco más también; gritó, saltó, arengó y hasta cantó revolcándose en el piso.

El concierto que ofreció el grupo tuvo pocos momentos tranquilos, con canciones como “En los sueños”, y muchos al palo, con temas como “Origen extremo” y “Y lo que quiero es que pises sin el suelo”.

WALLAS y PABLO de MASSACRE fueron invitados para sumarse a Plan B: anhelo de satisfacción, tema de su grupo que, como se sabe, CATUPECU reversionó para su disco “El número imperfecto”.

Justamente, en ese momento FERNANDO, repleto de felicidad, anunció que su hermano GABRIEL estaba en el estadio presenciando el show, con la consecuente ovación del público para el bajista, a la que se sumaron los músicos.

Para el final quedó el infaltable “Dale!”, que pide un puesto entre los pogos más grandes de nuestro rock actual, y el hit “A veces vuelvo”.

Salir a aplanar

Y finalmente llegó lo esperado, el número estelar de la noche: LENNY KRAVITZ. No él en persona, sino MOLLO, ARNEDO y CATRIEL con pelucas afro y tocando Are You Gonna Go My Way?, cosa que desató risotadas por doquier.

Sin embargo, de ese hit del músico neoyorquino sólo hicieron la introducción, ya que la apertura de DIVIDIDOS estuvo a cargo de uno de los tantos rocks al palo que harían en la noche: “Salir a asustar”.

Uno de los puntos altos del show del trío estuvo cuando hicieron tres canciones folklóricas, todas con distintos invitados: con PETECO Y DEMI CARABAJAL, en violín y bombo respectivamente, tocaron “Ortega y gases” y “¿Qué ves?”, y con los músicos del fallecido RICARDO VILCA hicieron “Guanuqueando”, tema que cierra el último disco del grupo, “Vengo del placard de otro”, que salió hace seis años.

Precisamente, al respecto del reclamado nuevo álbum, la banda adelantó un tema de inicio reggae y continuación rockera con el sello DIVIDIDOS. Mañana en YouTube, adelantó el siempre preocupado por ello MOLLO. “Buscando un ángel, buscando un amigo que quiera pedalear conmigo”, cantó en una parte del mismo.

También fue de la partida el virtuoso violero y amigo de la banda ALAMBRE GONZÁLEZ, con el que hicieron una nueva versión de “Par mil”, con más power, y “Zombie”.

Hubo dos referencias para SUMO: la ejecución de “Silver moon”, en la que antes de tocarla el cantante dijo “le vamos a pegar un grito a ver si nos está escuchando”, y el final del show y del festival, tocando “Next week” junto a WALLAS de MASSACRE y FERNANDO de CATUPECU MACHU a cargo de las voces.

Con un show, como de costumbre, de los más destacados de los eventos de este tipo en el que participen, los DIVIDIDOS cerraron el Quilmes Rock 2008, no sin desearle a LENNY KRAVITZ “que se recupere de la carraspera” y avisar que no tocarán por un tiempo ya que están concentrados en trabajar en lo que será su nuevo trabajo discográfico.

Redacción ElAcople.com

16 Comments

  1. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    El tema nuevo de Divididos está buenísimo. Tomen, putos (?). Un par de años más y ya está el disco nuevo completo. Carca un genio. Catupecu estuvo bueno aunque me hincha un poco las bolas Fernando el excitado. Massacre espectacular. Y los feos de Motorcycle Rebel Johnson Club también muy bueno. Alta fecha.

  2. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    uhhh después de leer la nota me dieron ganas de haber estado en Divididos, cuantos invitaditos!

  3. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    Acabo de ver unos videos, que grosso ese violín!!! Amo el violín.

  4. Guus

    1 enero, 2001 en 00:00

    nunca entendí como la gente sigue yendo a ver a divididos, hace 10 años que hacen los mismos temas, el mismo show, los mismos invitados y no sacan un disco ni por puta.

  5. Guus

    1 enero, 2001 en 00:00

    y entradas cada vez mas caras, les estan tomando el pelo pucho

  6. Flake

    1 enero, 2001 en 00:00

    Guss…hay gente rutinaria (?), 10 años el mismo laburo, la misma ropa, el mismo colectivo…

  7. Guus

    1 enero, 2001 en 00:00

    capaz que por eso cambian de batero a cada rato, una onda mi vida es una mierda siempre lo mismo me voy a cambiar el peinado(?)

  8. gordo_forro

    1 enero, 2001 en 00:00

    Guus, seamos buenos… la banda apesta, sus integrantes apestan, sus temas apestan, todo apesta… pero hay gente que le gustan, qué le vamo a hacer? Querés formar una banda punk?

  9. Guus

    1 enero, 2001 en 00:00

    dale pero bien ruidosa y con las guitarras sobrecargadas de efectos, sino no me quedo en casa viendo a gadget.

  10. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Guus, es que somos animales de costumbres (?).

  11. pampeano paisano

    1 enero, 2001 en 00:00

    Y si Guus, es algo que los chetos no pueden entender (?). La fecha estuvo buenisima: Massacre sono re zarpado, mucho mosh en el publico. Black Rebel Motorcycle Club zafo hasta ahi nomas, porque algunas de sus canciones (influencia de Queens of the Stone Age) eran medio colgadas, cosa que aburrio a algunas personas. Al que no aburrio fue a Cerati, que estaba medio metro atras mio en el campo. La novia del tipo le pidio un pucho a mi amigo (dato cholulo). Catupecu le pelea potencia a Divididos. Y Divididos hizo reversiones, invito musicos del folclore, invito musicos de rock. Lo que les quiero decir es que para mi, que vengo de Santa Rosa, ver a Divididos con Fer Ruiz Diaz y el gordo Walas haciendo Nextweek, es algo que re vale los 70 pesos que regale. Gracias viejos por el regalo de cumple!

  12. pampeano paisano

    1 enero, 2001 en 00:00

    Es algo que re vale los 70 pesos que GASTÉ- ahi esta la correcion.

  13. renatotota

    1 enero, 2001 en 00:00

    En esta estoy con Vicky, no hubiera estado mal si por casualidad presenciaba ese show. En fin, Massacre en Obras, qué pero qué lindo don Niembro!

  14. eternauta

    1 enero, 2001 en 00:00

    ¿Massacre en Obras? ¿Cuándo empiezan a regalar las entradas? ¿Qué pasó Wallas, cerraste el tallercito de tablas? Mandarina, mandarina… Qué pena, la puta madre…

  15. pulposesta

    1 enero, 2001 en 00:00

    MUY ABURRIDO era para ver massacre un pedazito de los BRMC para ver que onda como sonaban y volverse …. quizas pasar por el stand de quilmes picar algo volver ver un pedazo de catupecu y RAJAR rumbo a una parrillita…. YA LOS VI YA SE COMO SON ME ABURREN

  16. freak

    1 enero, 2001 en 00:00

    me pondria muy triste que massacre haga un obras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *