RESEÑAS

Quilmes Rock – Día 3

Por  | 

GUASONES y los uruguayos NO TE VA GUSTAR fueron los encargados de abrir la tercera jornada del Quilmes Rock 2008.

A diferencia de los otros días del festival, las primeras bandas tocaron ante el campo ya casi lleno puesto que la fecha fue la más convocante de todas, mayoritariamente por la presencia de LOS PIOJOS y, además, porque incluyó lo que sería el último show de LAS PELOTAS.

El grupo de La Plata basó su set de menos de una hora en sus últimos discos de estudio, “Como animales” y “Toro rojo”.

Por su parte, NO TE VA GUSTAR hizo un recorrido necesariamente breve por su temario, arrancando por “Al vacío”, terminando con No era cierto e incluyendo, también, una versión de Todo un palo, de LOS REDONDOS.

“Si quieren rock, LOS RATONES”

La tercera banda en presentarse fue LOS RATONES PARANOICOS, que estrenó en Capital el regreso a su formación de PABLO MEMI, bajista fundacional del grupo que entró para reemplazar a VON QUINTIERO.

La cosa marchaba como siempre, a puro rock and roll, con temas como “Simpatía” y “Colocado voy”, hasta que pintó en el escenario el mismísimo CHARLY GARCÍA, que le puso misterio a su llegada escondido en una túnica.

Entonces el show de LOS RATONES se transformó ya que, como era de esperarse, CHARLY se lo robó por completo, y por suerte para bien, tocando “Cerca de la revolución”, “Influencia” y “No importa” de su autoría y acompañando a la banda en la totalidad del tramo final de su actuación.

El final, como de costumbre, lo tuvo a JUANSE trepándose a las alturas del escenario y haciendo monerías desde ese lugar. Según CHARLY, “si quieren rock, LOS RATONES”.

¿El último concierto?

El show de LAS PELOTAS arrancó con el famosísimo “Muchos mitos” y un SOKOL vestido de corbata y camisa, lo cual se puede entender como un gesto irónico hacia el resto de la banda, en pos de querer encaminarlo y profesionalizarlo.

Como sea, cada estrofa de varios temas sonaba con un nuevo sentido. Promediando el recital, el mismo BOCHA aulló “Yo sé que ya no crees más, no hay más que hablar”, en el estribillo de “Pasillos”, uno de los momentos más altos.

A la distancia, se notaba la poca garra que había puesta en la presentación. En ningún momento se dirigieron al público, salvo algunas consignas demagogas (como siempre) de GERMÁN DAFFUNCHIO, que logra el aplauso fácil aunque la canción a la que introduzca hable por sí sola y no haga falta agregarle nada para que la gente aclame.

Para el hit “Siento”, se subió ROBERTO PETTINATO a frutear un ratito con su saxofón, agregando una cuota de morbosidad al asunto. Parecía que nadie se quería perder el velorio de la banda, más sabiendo que al saxofonista se sumó GILLESPIE para hacer todos juntos, y separados, “Debede”, que concluyó con la desdibujada actuación.

Se dice que la separación es inminente, y el prolongado saludo de SOKOL, en el borde de la pasarela, mientras el resto de la banda ya se había retirado en silencio y los plomos desarmaban los equipos, no hace más que confirmarlo.

Nuevos aires para el ritual

Pasadas las once menos cuarto del 5 de abril, y mientras suenan los compases sampleados del funky “Manjar”, los integrantes de LOS PIOJOS se fueron sumando al escenario, llegando en distintos transportes. Así, se vieron una moto con sidecar, un Citroën 2CV y una bicicleta tandem hasta que ANDRES CIRO MARTÍNEZ bajó de un autito rojo, lookeado con chaleco de detalles fosforescentes y flecos, para bailar como nunca.

Recital a recital, la banda suena cada vez más aceitada. A medida que van pasando los años, sus conciertos mejoran en ese sentido, aunque últimamente se les cuestionaba la poca variación en la lista de temas. Por suerte, esta vez le dieron descanso a algunas, para dar paso a, por ejemplo, “Esquina Libertad”, quizás la más festejada de la noche.

Se trataba del primer show “grande” después de la salida de “Civilización”. Sin embargo, de esa placa sonaron nada más que seis canciones. El resto fue pura nostalgia, y sino preguntenlé a DANI BUIRA, que apareció como invitado sobre el cierre. Primero aportando murga junto a LA CHILINGA en “Verano del ‘92” y después para dos de las viejitas: “Genius” y “Cruel”.

Antes de eso, CIRO se permitió un homenaje un tanto ridículo a JORGE GUINZBURG. A las 12 de la noche, tocaron un minuto de “Como Alí” para recrear el célebre “Pogo de las 12” que solían hacer en “Mañanas informales”. La gente aplaude todo, claro.

Para los bises definitivos quedaron “Babilonia”, “Muevelo”, la lectura de banderas de “Finale” y el medley rocanrolero “Around & around/Blue suede shoes”.

Saludos, agradecimientos y “estén atentos al Luna Park”. El 19, 20 y 21 de este mes, se presentaran en el Palacio de los Deportes. Si sale un show como el del sábado, nadie se puede perder esa cita.

68 Comments

  1. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    El recital de las pelotas fue triste, faltaba energía y alegría y no por como sea la lista de temas sino por lo que se veía arriba del escenario… Ya no estás tiene toda la fuerza y el sábado estuvo mas que deslucida. Ah! Y coincido con el cronista que las letras tomaban otro significado.

  2. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Fue el recital más triste de Las Pelotas. Malísimo Germán haciéndose el León Gieco. Y el Bocha para nada se merecía la despedida de mierda que tuvo, si es que fue su despedida.

  3. Flake

    1 enero, 2001 en 00:00

    Uno de los recitales mas tristes que vi, el Bocha cabizbajo todo el show, agradeciendo a la gente todo el tiempo. El resto de la banda parecia que tocaban por compromiso.Por otra parte es cierto que German estuvo demagogo, pero creo que es una de las pocas veces que lo vi asi, tal vez queriendo desviar la situacion del grupo, nunca habla demasiado.

  4. Flake

    1 enero, 2001 en 00:00

    Ah, Bocha te banco a morir.

  5. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Como mínimo se merecía un recital sólo de Pelotas donde el público sea 100% pelotero y exprese su opinión sobre la salida de él, pero se ve que sus compañeros de grupo no sólo se bancaban mirarlo en este concierto.

  6. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    Eso eso eso eso. Parecía que tocaban para cumplir un contrato. 🙁

  7. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    Como contrapartida, el recital de los piojos explotó de alegrías. Muchos muchos temas viejos… lo del pogo de las 12 me pareció simpático y hasta un buen recurso para no tener que aguantar Como Alí entera.

  8. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Germán pidió que luchemos por los enfermos de cáncer y a los diez minutos estaba cantando Cuándo podrás amar. Seamos buenos.

  9. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Coincido con que el de Los Piojos estuvo bueno, como siempre en los festivales, pero igual los odio porque en algún sentido fueron parte de la despedida de mierda que tuvo el Bocha. Así que Los Piojos, Los Ratones y todos se van a la concha de su madre.

  10. leotripa

    1 enero, 2001 en 00:00

    Escuche por la radio también el show de Las Pelotas y me parecio como repetitivo las bajadas de lineas de Daffunchio. Onda, tratando a la gente como: no se dan cuenta idiotas, nos estan rompiendo el orto y uds. acá infelices queriendo divertirse? Sinceramente me aburrio con tanto golpe facil (aunque no por eso inmerecido) al men*mato. Por otro lado, el Bocha no canto para nada bien, pero sentí que le trataba de dar una expresion especial a cada frase. Supongo que así fue. Por último: no escuche a nadie que se ponga del lado de Las Pelotas en esta separación. ¿alguien los va a seguir o se lleva toda la gente el Bocha?

  11. bocha

    1 enero, 2001 en 00:00

    Muchachos creo que estan siendo demasiado duros con German, dejemosno de joder, son dos grosos, tanto el Bocha como Daffunchio, o ustedes no quedaban afonicos y se rompian las manos aplaudiendo temas como El Chupeton, Cuando podras amar, Desaparecido, Saltando, Capitan America, Uva Uva, Tomas X, etc etc etc, seamos buenos.. lo unico que tenemos que lamentar es que nos vamos a quedar por el momento… sin poder disfrutar de la banda mas grosas del pais. Pero aflojen con German !! le estan dando por demas, Lo critican porque hablo del los enfermos de cancer.. y lo aplauden al blando tragaleche de Ciro porque hace un pogo homenajenado a Guiznburg, haya paz, y aguante LAS PELOTAS!!!! he dicho…

  12. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Yo justamente porque me pasaba todo eso con Germán es que estoy tan dolido, porque no puedo creer cómo es ahora la cosa. Te juro que me duele muchísimo caerle, pero no me queda otra.

  13. agosto

    1 enero, 2001 en 00:00

    Además, Bocha, ¿por qué lo defendés, boludo? Si él te rajó del grupo (?).

  14. locacomotumadre

    1 enero, 2001 en 00:00

    Las Pelotas murió la fecha anterior al quilmes rock. Lo del sábado fue un manotazo de ahogado. Estuve todo el recital re triste, Los Piojos ni los vi. Me quedé boyando por Libertador con los 20 que salían contra la manada piojosa.

  15. locacomotumadre

    1 enero, 2001 en 00:00

    Y lo de Charly fue buenísimo. Les cerró el orto a todos. Tendrían que haberle puesto las teclas al palo, estaban medios bajos. El volumen del estadio tampoco estaba potente. Se escuchaba bien pero medio bajo. O me estoy quedando sorda, no sé.

  16. leotripa

    1 enero, 2001 en 00:00

    bocha, no es caerle a Germán. Justamente lo que vos decís es lo que vamos a buscar todos: sus canciones. Entonces que afloje con las bajadas de línea y se dedique a tocar, viejo. Según escuche por ahi, la nueva banda del Bocha se llamará El Vuelto, alguien sabe algo? Lo de Guinzburg fue bizarro por demás. Ciro: tocaste fondo (?)

  17. Vicky

    1 enero, 2001 en 00:00

    Me hubiera gustado ver a Charly pero me aburren demasiado los ratones

  18. leotripa

    1 enero, 2001 en 00:00

    Cuando leí que había un comentario de bocha, me ilusione tremendamente creyendo que el Bocha bueno leía El Acople y en un gesto por demás de grandeza, había decidido calmar los ánimos de sus siervos y adoradores, o sea nosotros (?). Sí, ya se que soy un huevon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *