RESEÑAS

La Bola Loca

Por  | 

Tras diecisiete años de carrera, lo que comenzó siendo un proyecto paralelo de los miembros de AGNOSTIC FRONT se transformó en uno de los pilares fundamentales de la escena neoyorquina. MADBALL, la banda formada por FREDDY CRICIEN (voz), HOYA (bajo) -únicos miembros originales en la actualidad- junto a MITTS en guitarra y RIGG ROSS en batería, volvió a presentarse en nuestro país, luego de su última visita allá por 1998.

El calentamiento previo del escenario por parte del cartel local dio comienzo con los oriundos de Punta Alta, NADIE SAVE NADA (SIC), MI REVANCHA, CIRCULO ACTIVO, y los ya conocidos OTRA SALIDA, a quienes el público recibió efusivamente, haciendo que la previa al plato principal sea bastante amena.

Cerca de las 22, y con una introducción instrumental que sonaba mientras se abría el telón, dejando a la vista todos los instrumentos y la bandera con la gráfica de su último trabajo, ”Legacy”; de a poco la banda fue apareciendo en escena, junto al ensordecedor grito de la multitud. Con algunos problemas de sonido en la guitarra, los cuales generaron un breve corte en el show y que fueron solucionados con el transcurso de los primeros temas, los neoyorquinos se pasearon por gran parte de su discografía, como el caso de ”Get out”, “For my enemies”, “Look my way”, ”Down by law” y “Our Family”, éste último dedicado a las bandas OTRA SALIDA y CIRCULO ACTIVO. También sonaron temas como el caso de Streets of hate”, “Heavenhell”, junto al conocido cover de THE ANIMALS ”It´S my life”, cantada puño en alto hasta llegar a la afonía.

Durante el show, los temas fueron festejados efusivamente por violentas rondas de slam dancing, lanzamientos de mosh de distintos sectores del lugar, y hasta FREDDY por momentos actuó al mejor estilo Moisés, pero en vez de abrir las aguas, separó al publico en dos equipos, haciendo que corran enfrentándose entre ellos en medio de un Wall of death.

Como sucede generalmente en eventos de este tipo de bandas, el cantante bajó en reiteradas oportunidades a interactuar con la gente, se puso una remera con las siglas de Buenos Aires Hard Core que le arrojaron (a cambio de la suya que voló por los aires y quedó hecha trizas entre el tironeo de varios), se dirigió hacia la gente en un más que correcto castellano, haciendo que sea una fiesta tanto arriba como abajo del escenario.

Más allá de los inconvenientes de sonido nombrados anteriormente, el resto del evento se desarrolló de una manera muy buena, en donde se pudo disfrutar de una gran fiesta de hardcore, en un año donde las visitas del estilo fueron unas cuantas y de gran calidad. Esperemos que esto continúe así.

Sorpresas nos da la vida, canta el uruguayo RUBÉN RADA, y así es amigos. Este 2006, muy fructífero para la gente amante de este estilo, va teniendo un broche de oro de la mejor manera. Será cuestión de esperar que nos deparará para el 2007; mientras tanto a seguir practicando mosh en el colchón, y porqué no, en los recitales de las bandas de nuestro país, quienes a base de trabajo de hormiga, están alcanzando un lugar bien alto.

2 Comments

  1. Negra_A.Korn

    1 enero, 2001 en 00:00

    Qué grande Madball!! Eso es una banda con actitud…!!

  2. JOE PINO

    1 enero, 2001 en 00:00

    AGUANTE MADBALL!!!…LO MEJOR DEL N.Y.H.C. JUNTO A SICK OF IT ALL, BIOHAZARD Y AGNOSTIC FRONT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *