RESEÑAS

El lado oscuro de Massacre

Por  | 

Una veintena de personas miraban con cara de pocos amigos el cartel que anunciaba la mala noticia: “Entradas agotadas”. El triste mensaje se leía pegoteado sobre la puerta del auditorio del Centro Cultural Recoleta. Y si… todos querían entrar, y aunque algunos lo lograron por la fuerza, otros se quedaron con las ganas, teniendo que esperar hasta su próxima presentación, cuando graben en agosto su disco en vivo en El Teatro.

Ver a MASSACRE sentado en butacas de un auditorio no es cosa de todos los días. Faltaba esa energía característica de los shows, el agite, quizás esa perla blanca que le da magia a sus recitales. Pero MASSACRE es una banda que puede ofrecer más de una propuesta, sin que eso parezca algo improvisado o fuera de lugar.

Como era obvio, la selección de temas apuntaría al repertorio más tranquilo de la banda, “los más oscuros” según lo definió el propio WALLAS, aunque también se mechaban esos temas que dan ganas de ponerse a hacer mosh arriba de las butacas.

Con el clásico payasito colgando del pie de micrófono, y con su cantante que le dice “mi amor” hasta al colectivero, el show daba rienda suelta a la locura de los presentes, que acompañaban con algunas palmas y porqué no algún encendedor en los temas lentos, como cuando éramos niños en la matinée (¡Qué lindos tiempos!).

Repasando ”El taxidermista”, ”1984”, “Minicubics”, “Cuasi delictual” , más algunos de su último disco como ”Bienvenido al mundo de los conflictuaditos”, ”Río siempre” y ”Ambas estatuas”, una lista de temas fuera del repertorio tradicional de la banda, en el que sólo faltó ”Misión depresión” (una duda, ¿por qué será que no tocan más ese tema?).

Luego vendrían los bises con ”Nuevo día” y “Querida Eugenia”, para desatar un poco la energía contenida en todo el show y anunciar el fin de la presentación.

Reviviendo algunos temas perdidos y haciendo escalas en las últimas patologías, a lo largo de poco más de una hora, se pudo disfrutar un show atípico de MASSACRE. Simplemente, una manera diferente de ver a la legendaria banda.
Este miércoles en el mismo ciclo se podrá ver a DANIEL MELERO, y vale la pena ir temprano para no quedarse, otra vez, con las gana de entrar.

5 Comments

  1. rock

    1 enero, 2001 en 00:00

    que masa masacre, yo fui de los boludos que se jodieron por este cartelito de entradas agotadas…. y por otro lado, que razon tiene el cronista, lo raro que debe ser ver a masacre sentado en una butaca! un bajon

  2. freak

    1 enero, 2001 en 00:00

    Massacre debería estar en el Hall of fame, una banda para un bon vivant como yo.

  3. zeus

    1 enero, 2001 en 00:00

    Una lastima con butacas porque los pogos con massacre son de esos que te tiran de el otro lado del ballado. El gordo Wallas es una masa, re copado el chabón. Además Massacre es la banda menos comercial que existe nuncatuvo un hit sonando en la radio y ni siquiera pueden vivir de la música. Wallas fabrica remeras

  4. sonicdeath

    1 enero, 2001 en 00:00

    YO ESTABA SENTADO EN PRIMERA FILA ..DEBO DECIR QUE ESTUBO EXCELENTE … LOS QUE SEGUIMOS A MASSACRE DESDE SIEMPRE NUNCA LO VAMOS A OLVIDAR… LASTIMA ALGUN QUE OTRO IDIOTA QUE SE SUBIA EL ESCENARIO… EL CLIMA NO DABA PARA HACERLO…. UNA COSA, NUEVO DIA NO LA TOCARON….

  5. perezlindo

    1 enero, 2001 en 00:00

    Massacre es LA banda. Por musica, por actitud, por personalidad y poque me caben, que joder. un beso a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *